viernes, 29 de diciembre de 2017

Wrap up 2017 | octubre y noviembre


¿Qué tal habéis pasado las fiestas de Navidad? Espero que estupendamente y que estéis preparados para la última entrada del año. Como veis por el título se trata de un wrap up que tenía muy atrasado. Empecemos.


Hijo dorado, de Pierce Brown
Creo que lo disfruté incluso más que la primera vez; y a pesar de que no hacía demasiado que lo había leído me lleve alguna sorpresa. Soy consciente que no sé pueden leer varias veces todos los libros, pero cogerlos por segunda vez siempre te da una nueva perspectiva. Sobre la historia: es maravillosa, con mucha fuerza y un estilo que me encanta. Las ganas que tengo de leer Mañana azul no os las podéis no imaginar y solo de pensar que tengo que retrasar su lectura otra vez!

Prohibido enamorarse, de Elle Kennedy
Muy entretenido y divertido. Lo empecé con cero expectativas y lo disfruté un montón. La historia que surge entre los dos protagonistas es muy bonita y natural y aunque hay algún punto de drama no sé me hizo nada fuera de lugar. Tengo que escribiros la reseña pronto y explayarme más. Sin duda un gran descubrimiento que espero seguir descubriendo a lo largo del año que viene.

Títeres de la magia, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Lo tenía pendiente desde que salió, pero entre una cosa y otra no había manera de ponerme con él; así que cuando se anunció el tercer tomo de Marabilia ya no tenía ninguna escusa para no hacerme con él. En este segundo tomo volvemos a encontrarnos con aventuras, misterios por descubrir y unos protagonistas que dan ganas de abrazar todo el tiempo. La historia tiene un ritmo más pausado, aunque también podemos encontrar unos picos de intensidad muy interesantes. Me ha encantado el mensaje y la relación que surge entre los Hazan y Clarence.

Expiación, de Ian McEwan
La perfección hecha libro. Sé que estoy muy pesada con Expiación, pero en serio es maravilloso. La historia, los personajes, la narración. No le veo nada que no me guste. Y el final; es de infarto. No os voy a decir nada más, podéis ir a ver la reseña donde dejo ir muy fangirl interior. Pensad, que todavía estáis a tiempo de incluirlo a vuestras cartas para los reyes.

Otra historia maravillosa que nos descubre otra faceta de la autora; personalmente, vi a Alice Kellen, pero también vi algo más y fue fantástico; puede que se deba al hecho de estar narrado en primera persona, o por ser una historia más madura. La cuestión es que me pareció una historia más pausa, de superar temas pasados y muy tierna. Tenéis que darle una oportunidad.

Desgracia, de J. M. Coetzee
Una lectura para clase que me sorprendió, me gustó bastante y sobre todo que disfruté de una forma extraña. En la novela conocemos a David y ya os dijo que es imposible que os caiga bien, no es un personaje bueno y además tampoco quiere cambiar, pero al mismo tiempo hay un sentimiento encontrado; el autor sabe crear muy bien un malestar al lector. Me ha gustado esa nueva sensación. Además, la historia tiene un importante trasfondo socio-político muy interesante. Es una historia que sé lee muy rápido así que si os interesa probar con algo un poco diferente os lo recomiendo.


Hasta aquí. Como habéis podido ver han sido todo muy buenas lecturas. Si tuviera que destacar algo sería sin duda Expiación, pero me llevo grandes títulos y más de uno lo vais a encontrar en mi lista de favoritos de este año que se acaba. Recordad que podéis leer las reseñas disponibles pinchando en los respectivos títulos.

Pasad un feliz año nuevo y empezad el nuevo a lo grande. Un beso.


Entradas relacionadas: 

martes, 26 de diciembre de 2017

R | Cuaderno para dos, de Rachel Cohn y David Levithan


Divertido, entretenido de leer y con una bonita historia.
NOTA: 3/5


Para estas Navidades quería hacer una lectura navideña y creo que lo he conseguido con la historia de Lily y Dash; que a través de un cuaderno Moleskine rojo empiezan una aventura de lo más descabellada que los llevará a los rincones más inesperados de la ciudad de Nueva York.

Primero conocemos a Dash, un chico que tiene sus cosas y que es descrito por todos como cargante. A mí me ha gustado: es algo peculiar, pero al mismo tiempo interesante. Después se nos presenta a Lily una chica que en un primer momento cuesta de conocer, pero que a la que avanzas en la novela se hace más transparente. Un poco como es ella con todo el mundo; no se deja conocer con facilidad.

Cuaderno para dos empieza como un reto de Lily hacia la primera persona que encuentre su cuaderno Moleskine rojo en la librería Strand, pero también para ella. A partir de aquí los dos protagonistas se van pasando la libreta secretamente, retándose mutuamente a hacer planes descabellados y superando obstáculos. Además, tanto Lily como Dash van a implicar en esta aventura a familiares y amigos que van a conocer la identidad del otro mucho antes de que ellos mismos se encuentren cara a cara.

Me ha gustado la primera parte de la historia donde eran Lily y Dash recorriendo la ciudad siguiendo las pistas del otro sin saber que iban a encontrar en su destino. Además, estos primeros capítulos están impregnados del espíritu navideño. Los dos protagonistas visitan diferentes puntos clave con altas dosis de Navidad. De hecho, escogí leer este libro por estas fechas justamente por eso.

No obstante, al seguir adelante con la historia hay un pequeño cambio y la decoración navideña deja paso a la loca imaginación de los dos escritores. Quiero decir con eso que tanto Rachel como David parece que sé estén retando entre ellos para ver quien de los dos escribe la aventura más descabellada. Descabellado puede ser un adjetivo muy acertado para definir la historia de Lily y Dash. De hecho, en la solapa del libro ya se nos dice que cada autor pone voz a uno de los protagonistas y que no había un guión a seguir; simplemente esperaban el nuevo capítulo de su compañero y a seguirle el rollo, no sabían lo que se iban a encontrar. El mismo ejercicio que estaban haciendo Lily y Dash en la historia también lo estaban haciendo ellos como escritores.

Uno de los detalles que me ha gustado de la historia es que a medida que avanzas y ves que los protagonistas no se encuentran lo único que quieres es que se encuentren. ¡Lily no conoce el nombre de Dash hasta pasada la mitad de la novela! Llega un punto donde la frustración de que no se encuentren es muy desesperante. Y hay drama. Y sabéis que no soy de dramas. La verdad, es que este detalle hace que se lea muy rápido. La narración es muy rápida de leer, siempre están pasando cosas y siempre quieres leer un capítulo más.

También me ha gustado que tanto Rachel Cohn como David Levithan incluyeran un par de reflexiones bastante interesantes. Sobre todo, Dash, el personaje de David, tiene ese aire que lo lleva a reflexiones más profundas y un carácter más peculiar que le valen el apodo de cargante por parte de los familiares de Lily.

No obstante, y esto no me ha gustado, es que a medida que avanzas con la historia ese ambiente navideño se pierde. Es cierto que la novela empieza el 21 de diciembre y termina el 31, pero da la sensación de que esa ambientación tan bonita se pierde después del 24 con la locura que son los últimos capítulos. Me repito, pero la historia se vuelve muy descabellada. El final es una locura, no entraré a hablar sobre él, pero me quedé bastante a cuadros.

Para ir terminando, me ha parecido una historia divertida y bastante entretenida, pero que no me ha entusiasmado. Lo escogí por el ambiente navideño y este se va perdiendo capítulo a capítulo. No obstante, se lee muy rápido y es ideal para estas fechas, ya que, es muy sencillo y no tiene ninguna complicación, ni densidad en la trama.

Como dato curioso: Cuaderno para dos tiene una segunda parte. Personalmente, no sabía de su existencia hasta que lo vi en goodreads al terminar el libro. Por si os interesa, aunque creo que no está traducido al español.


Cuaderno para dos cuenta la aventura de Lily y Dash a través de un cuaderno Moleskine rojo. Una lectura interesante y muy descabellada que no llevo a entusiasmarme como esperaba.

¿Lo habéis leído?
Espero que estéis pasando unos días estupendos. Un beso.


Entradas relacionadas: 

viernes, 22 de diciembre de 2017

Especial Navidad | TBR Navideño


Como podéis ver por el título en el segundo especial de navidad os hablaré de las que van a ser mis lecturas para esos días. El año pasado ya leí por esas fechas un par de relatos navideños y me gustó tanto la experiencia que este año quería volver a repetir. A pesar de que mi TBR ya está a tope no quería dejar perder la ocasión de añadir un par de historias ambientadas en estos días de fiesta.


My true love gave to me
Para empezar, este conocidísimo libro de relatos navideños escrito por varios autores y editado por Stephanie Perkins. Empezar a leer en inglés va a ser uno de mis propósitos para el año que viene y después del fracaso que supuso el intento de leer en versión original en verano; he optado por escoger un libro de relatos que me parece que va a ser más sencillo de seguir que no una historia más larga. Ya he leído el primer relato y aunque no entiendo la totalidad de las palabras si que me quedado con la idea general.

Cuaderno para dos, de Rachel Cohn y David Levithan
Mi otra lectura para estas fechas se desarrolla en diciembre y tiene pinta de ser muy divertida. No sé mucho sobre esta historia, solamente que tiene muy buenas críticas y que en ella se puede palpar la Navidad si no voy mal: dos personajes que se enamoran de una forma curiosa. Me gusta el hecho de cogerlo casi a ciegas. Espero disfrutarlo y contaros pronto que me ha parecido.


Aprovecho este post también para desearos ¡Feliz Navidad y muy buenas fiestas! Y que disfrutéis al máximo de estos días.

¿Tenéis planeado leer algo especial para estas fechas?
Un beso.


Entradas relacionadas:

martes, 19 de diciembre de 2017

R | El martillo de Thor, de Rick Riordan

Magnus Chase y los dioses de Asgard #2


Grandes dosis de diversión con unos personajes que no paran de meterse en problemas.
NOTA: 4/5

Como sabéis soy una fan incondicional de Rick Riordan, ya que, sus historias prometen grandes dosis de aventuras, de diversión y tienen unos personajes de lo más adorables, pero con un imán para meterse en problemas. Este segundo tomo de Magnus Chase y los dioses de Asgard es igual de genial o incluso más que el anterior.

En este caso, Magnus Chase y sus amigos tienen que encontrar de forma extraoficial el famoso martillo de Thor que por norma general tiene tendencia a extraviar varias veces al día. Este incidente los llevará por los diferente mundos en una cursa a contrarreloj donde cada aventura va a ser más loca y extravagante que la anterior. No obstante, y a pesar de que ellos lo pasan mal en algunas ocasiones, es súper divertido de leer.

El martillo de Thor también nos permite conocer mejor a otros personajes a parte de Magnus Chase. Me ha gustado descubrir un poco más de la vida de Sam y de su familia; siempre es interesante ver como funcionan y cuales son las tradiciones de otras culturas. También se nos cuenta el duro pasado de Hearth que nos permite conocer el porqué de algunos de sus actos.

Obviamente, también vemos mucho a algunos de los dioses nórdicos. En primer lugar, tenemos a Thor que es de lo más desastre; me encanta, me hace reír un montón y además es tan diferente de la imagen que nos da Marvel de él que es súper gracioso. En segundo lugar, está Loki que en este caso si que sé me parece bastante a la versión cinematográfica. Lo veo como un personaje tan malvado, pero a la vez tan atractivo que tengo un conflicto interno respecto a él. Lo único que tengo claro es que no me gusta nada como se comporta con sus hijas e hijos.

Este segundo tomo trae un personaje nuevo que es Alex. Alex es especial, no hay una palabra para definir a Alex –no voy a hablar mucho sobre este nuevo personaje porque creo que sería spoiler–, pero me encanta que Rick Riordan haya incluido un personaje de estas características. Además, protagoniza muchas escenas graciosas y de lo más divertidas. Magnus Chase va a ser el blanco de sus constantes burlas y es súper adorable la relación que surge entre los dos a base de constantes peleas.

El estilo de Rick Riordan ya es una marca de la casa. Es innegable que todas sus novelas siguen un mismo esquema, pero si este funciona y es divertido no veo porque haya que cambiarlo. No obstante, entiendo que pueda dar la sensación de estar leyendo siempre lo mismo, aunque no comparto para nada esta opinión. En todas las historias del autor pasan cosas diferentes y no sé repinten nunca aventuras ni pasan dos veces por el mismo sitio; estoy segura de que sus diversos mundos dan para millones de situación cómicas y totalmente locas.

Lo que si he notado en este segundo tomo es que no hay tantas referencias y guiños a sus sagas anteriores o películas y serie varias. Me ha gustado este detalle porqué me pareció genial en el primer libro, pero me da la sensación de que hubiera sido demasiado si a partir de ahora lo hiciera siempre. Lo que si vamos a encontrar es un pequeño comentario a otra saga suya hacia el final del libro que nos demuestra una vez más que todo está conectado y que es posible que un día no encontremos con una mega-novela que mezcle todos sus personajes.

Para ir terminando, me gustaría hacer un pequeño comentario sobre la última palabra del libro. Y por favor, no la mires que vais a auto-spoilearos; quedáis avisados. Tengo mil ganas de leer el tercero, pero después de leer esa palabra tengo todavía mil ganas más. No puedo decir nada más: soy muy fan de Rick Riordan.


El martillo de Thor promete mucha diversión, unas aventuras muy locas y unos personajes que es imposible no querer. Además, todo esto con el característico estilo del autor y un final que hará que quieras el tercero al momento.

¿Soy gusta Rick Riordan? ¿ Lo habéis leído?
Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 15 de diciembre de 2017

Especial Navidad | Recomendaciones literarias


Estamos a nada de plantarnos a Navidad; por lo tanto, hoy toca un especial con recomendaciones de lo más navideñas para vosotros o para regalar en estos días. Además, estad atentos porque la semana que viene habrá otro especial.

Una historia maravillosa que tiene que estar en esta lista por varios motivos; aparte de porque me ha encantado. La acción se desarrolla en Alaska y no quiero decir mucho, pero Papa Noel vive por esas tierras. Es invierno y hace frío incluso cuando no lo es. Además, está todo el día nevando y no paras de ver a los diferentes personajes con abrigos, bufandas y gorros a todas horas. Por último, hay escenas de Navidad. No puedo decir mucho más. Si todavía no os he convencido hay otro detalle: hay perritos navideños. De esos blanquetes y que parecen lobos. Con esta historia estoy segura de que os vais a sumergir plenamente en un ambiente frío y blanco, pero al mismo tiempo súper cálido y acogedor para estas fechas.

Expiación, de Ian McEwan
No estoy segura de que este libro tenga escenas navideñas, pero es que es maravilloso y cualquier época del año es ideal para leerlo. Además, hay una historia de amor con mucho drama; y el amor y el drama para Navidad triunfa. También, tiene unos personajes que te robarán el corazón y te desquiciaran a partes iguales y un una narración increíble. Sé que voy a ponerme un poco friki-fan con él, pero es uno de esos libros favoritos ahora y favorito para toda la vida.

Cuento de invierno, de Ferran Ramon-Cortés
Estas dos historias si que son totalmente navideñas. Los dos los leí durante las Navidades del año pasado y los disfruté un montón. En Cuento de invierno conocemos a Papa Noel y la peculiar relación que establece con un hombre que ha perdido la ilusión. A lo largo del cuento le hace unos regalos muy especiales; de esos en forma de frases que imprimir y enmarcar para la posteridad.

La noche mágica, de Mario Catelli
Para terminar esta segunda historia navideña con mucha nieve, libros y recuerdos de juventud. La noche mágica nos habla sobre la propia identidad y la importancia de ser nosotros mismos antes los demás, pero sobre todo para nosotros mismos; no sirve de nada intentar ser otra cosa, que lo único que vamos a conseguir es hacernos daño.


Recordad que podéis leer sus respectivas reseñas pinchando en sus títulos. ¿Los habéis leído? ¿Qué lecturas navideñas me recomendáis vosotros?
Un beso.


Entradas relacionadas: 

martes, 12 de diciembre de 2017

R | El día que dejó de nevar en Alaska, de Alice Kellen


Solo para conocer a Caos merece la pena.
NOTA: 5/5


El día que dejó de nevar en Alaska cuenta la historia de Heather; de como un día termina en medio de un pequeño pueblo de Alaska rodeada de unas personas que no paran de preguntarle cuando se irá. Para descubrir los motivos del porqué ha terminado allí tendréis que leer la novela y lo mismo respecto el rechazo de la población local.

Heather es una chica de unos 20 y pocos años con una aparente inseguridad en si misma descomunal, que además siente que no es nada inteligente y que el signo de la casa es la cobardía, siempre salir corriendo; y las barritas Twix. Siente una gran obsesión por ellas y a lo largo de la novela dan pie a algunas de las escenas más divertidas y emotivas. Ella se define con estos términos, pero como lectores podemos ver que estos adjetivos distan bastante de la realidad. No es ni mucho menos perfecta, pero que hable de si misma con estos términos da que pensar.

Al lado de Heather siempre está Caos, un cachorro de lo más mono que parece ser el único que se alegra de que esté allí. A mi parecer Caos es Heather en perro; son dos seres prácticamente iguales que el mundo no comprende y por eso tacha de inútiles. Por lo tanto, es curioso como lo defiende ella y todas palabras bonitas que le decida que por lo contrario no se dice a si misma. Yo soy de gatos totalmente, pero un Caos en mi vida lo pondría sin dudarlo.

Respecto a los demás personajes. Primero tenemos a Nikal, el chico; es muy rarito, además trata de ignorar a Heather todo lo que puede y cuando no puede es muy confuso. Se ve desde el primer momento que al chico le pasa algo, pero no sabemos que y él no es nada hablador así que tenemos que esperar mucho muchísimo para descubrirlo. También está John, el cuidador de Caos, que a pesar de ser un personaje un tanto hostil y solitario establece una relación preciosa de amistad y respeto con Heather. El personaje de Naaja también tiene cierto protagonismo y los amigos que hace allí son de los más cuquis.

Intercalando los capítulos de la historia que nos cuenta Heather encontramos páginas del diario de una chica que se llama Annie. No sabemos quien es, pero vive un romance adolescente de lo más apasionado. Uno de los misterios de la novela es descubrir que relación tiene esta chica con la historia, porque claro está allí por algo. En mi cabeza imagine mil teorías: algunas que resultaron ser ciertas y otras que no se le acercaban nada. No obstante, cuando se descubrió el secreto me sorprendió, me sorprendió mucho.

No he comentado que la historia está contada en primera persona; por lo tanto, solo contamos con el punto de vista de Heather y aquello que ellos mismo le cuentan para conocer a los demás personajes. Aparte, obviamente, del diario de Annie que está contado por Annie. Me ha gustado la idea de que está historia estuviera escrita en primera persona, me da la impresión que de esta forma es la historia de Heather y no la historia de amor de Heather con Nikal. Además, creo que la historia hubiera cambiado mucho al ser contaron desde dos perspectivas. Me da que hubiera perdido el pequeño elemento de misterio que tiene ahora.

A pesar de ese pequeño elemento de misterio la narración es muy pausada. Ojo, con eso no dijo que no sea adictiva, porque sé leer muy rápido y las páginas pasan solas. Alice Kellen no hace vivir a los personajes grandes aventuras, sino que viven el día a día. En ese aspecto la veo mucho como una historia de personajes, concretamente de Heather. El día que dejó de nevar en Alaska cuenta la historia de Heather; su evolución, como pasa de un punto a otro.

Enlazando con el punto anterior no creo que esa sea una novela romántica. Hay una historia de amor: si, pero esta no es el centro. Se da mucha más importancia al desarrollo emocional de Heather y no tanto a su relación con Nikal. No quiero deciros mucho sobre esto porque sería adelantar demasiado, pero quedaos con la idea de que hay algo menos de un 30% de romance. De todas formas, la historia es igual de fantástica y maravillosa. El desarrollo de Heather es precioso y al no centrarse tanto en el amor podemos ver mucho mejor como va superando sus dificultades. Además, varios personajes de la novela también van superando a diferentes niveles hechos del pasado.

Hablemos de Alaska. La ambientación me ha parecido espectacular, que introdujera palabras de la cultura local es maravilloso y que nos descubra el mundo musher y todo el deporte relacionado con él increíble. Además, ese clima frío ayuda a meterse de lleno a las vidas de los personajes que ahora mismo, igual que el tiempo, son bastante tristes. Podríamos decir que el clima –y eso es mucho de literatura romántica tradicional– acompaña al estado de ánimo y anímico de los personajes.

A pesar de lo mucho que he disfrutado de esta novela hay un momento dramático hacia el final que no ha terminado de encajarme. Realmente, la historia no cambia si eso no llega a pasar. Sabéis que no soy nada de dramas, aunque si están justificados y son necesarios para la trama lo acepto, y en este caso no me ha parecido que cumpliera ninguno de estos dos requisitos.

Pero vamos a terminar con algo más alegre y es que me han encantado los guiños a diferentes títulos de novelas románticas. Como Nikal es un soso y no le gusta hablar Heather a lo largo de toda la novela le va contando las diferentes novelas que va leyendo. Y me ha parecido súper divertido este detalle, aunque hay que decir que creo que solo conozco un par de todas las que comenta.

Ahora si para ir terminando, me da la impresión de que Alice Kellen ha evolucionado muchísimo en esta nueva historia. Solo he leído 33 Razones para volver a verte, pero me parecen dos novelas muy diferentes, aunque obviamente se puede reconocer a Alice Kellen en las dos. Tengo la sensación de que es una historia mucho más madura.


El día que dejó de nevar en Alaska cuenta la historia de Heather y de como una escapada a la desesperada a Alaska le cambia la vida. Y bueno esta Caos que es un sol.

¿Lo habéis leído? ¿Tenéis ganas de hacerlo?
Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 8 de diciembre de 2017

Presentación | La ciudad de las sombras, de Victoria Álvarez


El pasado sábado 2 tuvo lugar en Barcelona la presentación del nuevo libro de Victoria Álvarez y los que me conocéis un poquito sabéis que no podía faltar. Me encanta ir a presentaciones y cuando son de autores que adoro todavía más.


En esta ocasión la autora estuvo acompañada de la divertida Laia Soler que nos habló en modo fangirl de lo mucho que había disfrutado de La ciudad de las sombras. Victoria Álvarez también nos habló de su proceso de escritura de esta novela y de como trabaja en general en todos sus libros. Después de escucharla no me extraña que sus libros sean tan maravillosos con todo el tiempo que invierte en ellos: en documentarse, en preparar la trama y los personajes para finalmente ponerse a escribir. Realmente todo este trabajo previo a la escritura propiamente dicha se nota en la lectura y se agradece un montón.

También se habló de la literatura juvenil en general y de la poca valoración que recibe cuando muchas veces el termino juvenil es simplemente una etiqueta para ayudar a editores y libreros a calificar una historia. Personalmente, también pienso que es bastante absurdo tratar despectivamente este tipo de literatura, incluyendo a autores y lectores, por el simple hecho de tener unos protagonistas jóvenes. Todavía no he leído La ciudad de las sombras, pero estoy segura de que si disfrutaste de los anteriores libros de la autora más “adultos” también disfrutarás de este.

Y hablando de La ciudad de las sombras no puede adelantaros mucho, ya que, de lo que más se habló fue de como la ambientación y la semilla de la historia se presentaron de casualidad una noche muy tarde buscando cosillas creepys por Internet. Y en cuanto a la época, los años 20 era el tiempo que le tocaba vivir a Helena Lennox así que tampoco había demasiado que plantearse.


Fue un placer inmenso escuchar a Victoria Álvarez hablar de sus historias y de sus cosas en general; se nota que es una chica que le dedica muchas horas y que trabaja muy a fondo todas sus historias. Además, tu les sus libros y tienen una estética –por decirlo de algún modo– y luego descubres que ella encaja perfectamente en ellos. Son una fusión perfecta entre obra y autora.

Un beso.

 
Entradas relacionadas: 

martes, 5 de diciembre de 2017

R | El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón

El cementerio de los libros olvidados #4


Maravilloso. Imposible ser objetiva.
NOTA: 5/5


Carlos Ruiz Zafón es uno de mis autores favoritos y cuando vi que sacaba un nuevo libro no puede no hacerme con él en seguida. Leerlo me llevó algo más de tiempo, pero que maravillosa lectura. El laberinto de los espíritus cuenta las últimas piezas de la aventura que iniciamos con La sombra del viento. En total cuatro historias independientes con grandes relaciones entre ellas; que se complementan y crean una gran obra con una infinidad de tramas y de sudtramas.

En este cuarto tomo conocemos a Alicia Gris: una chica de armas tomar que ha sobrevivido a los múltiples palos que le ha dado la vida. Es fuerte, luchadora y muy lista por eso es la mejor en su trabajo, aunque este es algo turbio. Su último encargo la mete de lleno en una investigación de lo más peligrosa en compañía de un inspector con el que no empieza con buen pie.

No voy a contaros nada más de la trama, aunque os dijo que vais a ver también a la familia Sempere y a todo el núcleo de amigos y conocidos. Todos los personajes que han aparecido a la largo de los anteriores tomos serán nombrados y terminarán de encajar en la trama. Porque este último libro termina de poner el broche a la historia de El cementerio de los libros olvidados; nos permite conocer la historia de aquellos personajes que nos han acompañado desde la primera página. Por ejemplo: me ha encantado conocer la historia de Issac –creo que se llama Issac… Ahora voy muy mal de memoria; el bibliotecario de El cementerio de los libros olvidados–, también conocemos por fin la historia de Isabela: la madre de Daniel, y que bonita historia; en el segundo tomo la empezamos a descubrir, pero solo llegamos a ver la cima del gran iceberg que hay debajo.

Carlos Ruiz Zafón tiene escenas y descripciones maravillosas. Recuerdo especialmente una de las primeras cuando uno de los personajes llega a Barcelona. Pone los pelos de punta. Es una imagen horrible, de esas que remueven el estómago, pero al mismo tiempo está descrita tan bien; podríamos decir que la pasa por el filtro de sus ojos, la dota de magia y de una esencia especial que le da una belleza grotesca. Y de esas escenas hay muchísimas a lo largo de toda la novela. Zafón coge algo decadente, incluso putrefacto y la transforma en algo que no deja de ser decadente y putrefacto, pero que al mismo tiempo te atrae.

Tiene una estética preciosa y aunque hay muchas descripciones no se hacen pesadas, ya que, ambientan la trama y ayudan a meterte allí codo con codo con los personajes. Hay una descripción del cementerio de los libros olvidados que es magnífica y plasma con palabras como nos podíamos imaginar que sería ese lugar; todos tenemos una imagen ideal de ese lugar misterioso que nunca había llegado a mostrarnos con profundidad y para mí fue todo lo que esperaba que fuera. En ese cuarto tomo lo descubrimos con mucha profundidad. Y volvemos a ver la ciudad de Barcelona que incluso en sus peores momentos está preciosa. También en este cuarto tomo descubrimos algunos de los rincones escondidos de Madrid.

Hay que hablar también de la última parte donde se descubre algo, algo que no sabíamos. Ese momento, es el que da sentido a todo y une las diferentes tramas de los cuatro libros. Es una parte más tranquila que hace un poco de homenaje a la saga entera y que me pareció preciosa por los múltiples significados que se le pueden sacar.

Sabéis que me encanta este autor que me enamoré de él con el primer libro suyo que leí y que con todos los siguientes se ha ido ganado un trocito de mi corazón. Escribe muy bonito y hace que parezca muy fácil cuando no lo es. No todos los autores tienen la capacidad de absorberte en sus tramas y de hacerte pasar páginas sin darte cuenta. El laberinto de los espíritus es un tocho y se lee en nada.


El laberinto de los espíritus pone el broche de oro a la historia de la familia extensa de los Sempere. Además, está maravillosamente escrito y a pesar de ser un libro con muchas páginas se lee muy rápido.

¿Sois fans de Zafón?
Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 1 de diciembre de 2017

Friday Reads + TBR diciembre


¡Buenos días! Hoy voy a hablaros de las que van a ser mis próximas lecturas durante el mes de diciembre; aparte de ser un mes muy especial y de ser el último del año también voy a tener algunos exámenes, pero voy a intentar mantener el ritmo de lecturas.


El ruido y la furia, de William Faulkner
Mi lectura actual de la que os confieso que estoy harta. Lo empecé hará más o menos tres semanas y se me está haciendo tan cuesta arriba que me ha dado tiempo de empezar y de terminar dos libros entre medias. Si fuera cualquier otro libro ya lo habría abandonado, pero al tratarse de una lectura para clase no tengo esta opción.

Molloy, de Samuel Beckett
Otra lectura para la universidad que espero que no sea tan deprimente como parece. No puedo deciros muchos sobre él parte de que trata algunos temas existenciales para el ser humano, ya que, el día que hablaron de él en clase estuve enferma. Solamente espero que no sea tan pesado como el anterior y sea ameno de leer.

Ciudad de cristal, de Cassandra Clare
Espero leer también el tercer tomo de Cazadores de sombras y volver a sentir una pizca de curiosidad por la historia, ya que, el segundo libro se me hizo bastante pesado de leer y terminé harta de los personajes. Sé que a todos os encantan estos libros y me gustaría disfrutar de ellos, más que nada porque quiero leer Los origines sin hacerme spoilers. 
 
Mañana azul, de Pierce Brown
Por último, voy a leer si o si antes de que termine el año el desenlace de Red Rising. Estoy preparada para todo aquello que pueda pasar y no puedo esperar más para saber como termina la historia de Darrow y sus amigos. Sé que voy a sufrir y probablemente me de algo durante la lectura, pero estoy segura de que valdrá la pena. Tengo el hype por las nubes.


Los dos primeros voy a tener que terminarlos rápido porqué entran en el examen y no es plan de ir sin las lecturas leídas. Los otros dos los voy a dejarlos para las fiestas que estaré más relajada y voy a poder dedicarles más tiempo. Además, me gustaría leer también algún libro navideño y estoy pensando en Cuaderno para dos, pero ya veré como voy de tiempo. Y en relación con eso: estoy a cuatro títulos de cumplir mi reto en goodreads y estoy nerviosa, ya que, voy a ir muy justa este año. Podría leer libros más cortitos este último mes, pero me apetece ponerme con estos.

¿Cómo vais vosotros? ¿Os apuntáis al reto de goodreads?
Un beso.


Entradas relacionadas: