martes, 4 de abril de 2017

Wrap up | enero y febrero 2017


¡Buenos días! Hoy os vengo a hablar de mis lecturas de enero y febrero que ya os anticipo de que es básicamente literatura rusa. No obstante, os animo a seguir leyendo porque quien sabe puede que descubráis algo que os pueda llamar la atención y terminéis amándola como yo. Además, también hay otra lectura bastante interesante intercalada entre los autores rusos.
Antes de empezar, aclarar que he leído todos estos autores rusos porque he estado haciendo una asignatura de literatura rusa y aparte de encantarme lo que he visto me ha absorbido mucho tiempo y por eso he estado leyendo solo este tipo de literatura.


El prisionero del Cáucaso, de Alexsandr Pushkin
Mi primer contacto con la literatura rusa fue con varios de los poemas de Pushkin y posteriomente su relato en verso de El prisionero del Cáucaso. Para que nos entendamos: Pushkin es el equivalente a Shakespeare, Cervantes o Goethe en Rusia. Es el más importante, el más conocido y el más querido también. Con leer cualquiera de sus poemas vais a entender lo que es y como es la literatura en ese extenso territorio. Sé que no os estoy hablando del relato en sí, pero yo soy feliz si después de leer esta entrada vais a buscar: Pushkin en google y os leéis uno de cualquiera de sus poemas; os recomiendo: El profeta o Yo os he amado; tienen una sensibilidad y son tan desgarradores al mismo tiempo. Impresionantes.

El héroe de nuestro tiempo, de Mijaíl Lérmontov
El protagonista de esta historia es para odiarlo y amarlo al mismo tiempo. Pechorin es un joven que se merece dos collejas bien dadas. Como trata a las mujeres, a sus amigos. La relación tan profunda que siente con la naturaleza. Su carácter, su actitud. Ya os dijo un desastre de hombre, pero al conocer el contexto todo tiene sentido y es cuando no puedes evitar empatizar con el protagonista. Pechorin es un joven que sobra, que no tiene cabida en la sociedad y no le queda más remedio que buscar aventuras para hacer algo que le haga feliz. No quiero extenderme mucho, pero si os interesa podéis buscar algo así como jóvenes pos revolución decabrista y ese colectivo es el que personifica Pechorin. Además, es un genial ejemplo de diálogo entre obra, autor y lector, contexto; algo que les encanta a los autores rusos.


Festín de cuervos, de Geroge R. R. Martin
Fue una lectura que me acompañó durante todo enero con muchos altibajos, pero que terminé disfrutando. No quiero extenderme, porque voy a escribir su reseña en las próximas semanas. No obstante, decir que puede parecer una lectura de transición, de calma después de la tormenta –nunca mejor dijo…–, que no hay acción propiamente dicha, pero mi sensación al terminarlo no fue esta. Confieso que si sentí eso al empezar con los primeros capítulos; además, de que solo aparecen la mitad de los personajes y justamente son aquellos con los que no siento tanta afinidad. De todas formas, creo que es un libro clave en lo que va a pasar a continuación, que sienta las bases y que nos a hacer entender lo que sea que vayamos a encontrar en el quinto –y de momento último– libro publicado de esta historia. Y drama porque tengo intensión de leerlo en verano y después no habrá nada más hasta a saber cuando; y yo cuando empecé con Canción de hielo y fuego la veía una serie tan larga que no me iba a encontrar con este problema. ¿Soy la única con este drama?

Crimen y castigo, de Fiódor Dostoyevski
Para terminar, durante todo febrero leí uno de los libros que ha entrado de forma inesperada, y sin siquiera verlo venir, en mi top de libros favoritos de siempre y para siempre. No estoy segura de poder decir lo mismo del autor porque solamente he leído un libro suyo y antes quiero leer más cosas suyas para afirmarlo con fundamento. Crimen y castigo me absorbió por completo, poco a poco y sin yo darme cuenta hasta que era imposible que todo no girara entorno a él. Creo además que es una lectura que se puede disfrutar a muchos niveles, que no hace falta saber nada para verle cosas y disfrutarlo. Os lo recomiendo encarecidamente, eso si: cogerlo con alma y sin prisas, ya que, es algo denso en algunos momentos, pero seguro que no os dejará indiferentes.


Como veis fueron un par de meses algo intensos, pero que sobre todo me llevo haber descubierto una literatura que desconocía y me encanta, un autor al que quiero seguir descubriendo y un drama lector en relación a Canción de hielo y fuego.
Decidme, ¿que habéis estado leyendo vosotros últimamente?

Un beso.


Entradas relacionadas:

4 comentarios:

  1. La verdad es que tienen pintaza tus lecturas y menudos tochos más enormes. Los de Juego de tronos me da pereza empezarlos por eso mismo, pero me alegra mucho saber que esta parte la has disfrutado pese a que salen los personajes con los que eres menos afín. Pero tiene pinta como tu dices de que el siguiente vas a disfrutarlo el doble ^-^

    ¡SE MUUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💞!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Lo cierto es que no me interesa ninguno de los libros que has leído... No me llaman la atención y tampoco creo que me gusten. Te espero en mi blog :) ¡Un beso!

    Sara Bellamy | hullosara

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog :)
    Espero que hayas disfrutado de tus lecturas^^
    Besitoos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Yo no pude leer muchos libros porque primero que me fui de vacaciones y estuve más atenta a mi familia y segundo porque tuve que estudiar para rendir finales :(
    Espero poder leer más durante el año, ¡lo necesito!

    Un beso enorme, te invito a pasar por mi blog.
    Flor

    http://flordetintaazul.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar