viernes, 27 de marzo de 2020

R | El último deseo, de Andrzej Sapkowski

Geralt de Rivia #1

Muy introductorio, pero de aventuras y monstruos.
NOTA: 3/5


Andrzej Sapkowski es un clásico de la literatura fantástica y después de ver la serie y no terminar de conectar con ella hasta los últimos capítulos me entraron ganas de leer los libros. En este primer tomo conocemos a Geralt de Rivia, a sus amigos y nos introduce de forma muy breve el que será el conflicto en los libros siguientes.

Confieso que no ha sido lo que me esperaba; ni para mal ni para bien. Me ha parecido un primer tomo demasiado introductorio donde el autor nos presenta a Geralt de Rivia y a sus amigos a través de pequeñas aventuras; como si fuera una antología. También, hay que tener en cuenta que está narrado siguiendo dos líneas temporales, aunque no hay perdida, ya que, los capítulos que siguen un mismo tiempo tienen el mismo título. Es cierto, que hay dos o tres capítulos que intuyo van a ser relevantes más adelante, pero todos los demás me han parecido de relleno y un darle vueltas a como es Geralt, como se relaciona con el mundo y sus valores.

Sobre esos capítulos que me han parecido relevantes: uno de la primera mitad del libro, el penúltimo y el último. El primero de ellos, puede pasar como una aventura más sin mucha relevancia, pero es de los más extensos, deja parte del conflicto abierto y si habéis visto la serie no hace falta decir mucho más. En el penúltimo aparece por primera vez Yennefer, personajes que Geralt menciona en más de una ocasión, también es de los más extensos y también deja muchos interrogantes abiertos. Sobre el último, decir que es donde verdaderamente me da la impresión de que el autor introduce lo que vamos a ver en los siguientes tomos; por eso comento que todo lo anterior da la sensación de que es una presentación de personajes y poco más.

Con Geralt de Rivia tengo sentimientos encontrados. Me gusta el papel que hace, los valores que el autor le ha dado y que a pesar de las circunstancias que le han tocado vivir siempre busque el lado bueno e intente salvar a todos; todo eso teniendo en cuenta que por su condición de brujo su trabajo consiste en matar monstruos. No obstante, que busque ser bueno siempre, hacer lo correcto en todos los casos y que intente salvar a todo el mundo, incluso aquellos que le quieren el mal… A veces no lo soporto; más que nada, porque los demás, en general, no tienen esa misma actitud con él. Digamos que los brujos están mal vistos, incluso marginados y a pesar del trabajo necesario que hacen nadie los quiere cerca.

Lo que más me ha gustado de este primer tomo: Nenneke y Yennefer, dos mujeres fuertes, que no aparecen demasiado, pero que estoy segura de que les esperan grandes cosas. Nenneke no tengo muy claro que papel tiene en la vida de Geralt; se conocen desde hace tiempo, lo cuida y lo sermonea, hasta cierto punto adopta una actitud maternal con él. También, es una mujer estricta y dura, de ideas muy claras y difícil de doblegar a voluntad. Y Yennefer es todo un misterio, sé la ve orgullosa, independiente y tiene muchísimo poder. Además, tiene un propósito muy concreto que puede acabar con su vida. El destino hizo que los caminos de Geralt y Yennefer se cruzaran, que se desafiaran y después de ese primer encuentro sus vidas ya no volverán a ser nunca como antes. Espero que el autor explote esa química que se puede empezar a intuir entre los dos, ese desafiarse y al mismo tiempo buscarse.

Para ir terminando, a pesar de no haber conectado al cien por cien con este primer volumen tengo ganas de ver como sigue la historia, los acontecimientos de los último capítulos me han dejado lo suficientemente intrigada. Tengo curiosidad por saber de donde viene esa guerra que parece que se está gestando y ver que le supone a Geralt ese último deseo. Como ya he comentado, este primer tomo me parece demasiado introductorio, de presentación de los diferentes personajes y a mí me interesa conocer la historia en sí.


El último deseo es un primer volumen muy introductorio donde el autor nos presenta a Geralt de Rivia y a los diferentes personajes que lo van a acompañar en sus próximas aventuras. No es hasta el final del libro que el autor nos da una pequeña pincelada de lo que nos vamos a encontrar en los próximos tomos.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Un par de historias bonitas: 

viernes, 6 de marzo de 2020

R | Ciudad de las almas perdidas, de Cassandra Clare

Cazadores de Sombras #5

Tiene de todo: es entretenido, ágil de leer y con mucha acción.
NOTA: 4/5


Todos los años me propongo terminar sagas, pero este año en concreto me gustaría terminar con Cazadores de Sombras; es una saga que no para de crecer y que ya no recuerdo hace cuanto tiempo la empecé. Espero que este sea el año, ya que, solo me quedan los dos último tomos de Cazadores de Sombras y Cazadores de Sombras: Los orígenes, siguiendo el orden cronológico.

Para no hacer demasiado spoiler de los libros anteriores diré que en este quinto volumen los protagonistas tienen que afrontar las consecuencias de lo que pasó en el libro anterior. Primero, Jace ha desaparecido y la Clave parece que tener otros objetivos más importantes que centrarse en su búsqueda. Segundo, nuestros protagonistas viven el hecho de diferentes maneras y claro está: intentarán encontrarlo por su cuenta. Tercero, mientras toda esta situación explota varios de los protagonistas tiene conflictos personales bastante interesantes entre ellos.

Para empezar decir que me encanta que esta segunda parte de la saga sea más coral. Ya lo comenté cuando leí Ciudad de los ángeles caídos, pero me parece un cambio muy positivo que no sé centre tanto la historia en solo cuatro personajes. Por ejemplo, Simon era totalmente secundario en los primeros tres tomos y ahora tiene muchísima más relevancia. También, sirve en caso contrario; ya sabéis que yo y Clary no congeniamos mucho y al no tener tanto protagonismo me llevo mucho mejor con ella.

Sobre los personajes, van muy en la línea de los libros anteriores, todos tienen un papel y una personalidad muy marcada y no sufren grandes evoluciones más allá de detalles necesarios para el desarrollo de la historia. Como he comentado, Clary sigue pareciéndome insoportable y los adultos me sobran bastante porque realmente no aportan prácticamente nada a la historia. Mis favoritos son Alec y Magnus y sufro por lo que pueda pasar en el siguiente tomo -si lo habéis leído me entenderéis-; también me gusta mucho Simon, aunque nunca entenderé esa aprobación constante que necesita de Clary.

Un detalle que me gusta especialmente de estos libros y que se nota mucho en este en concreto es ese sentimiento de lealtad que tienen entre ellos; el ayudarse a muerte, el protegerse de todo y de todos, el arriesgarlo todo y dejar lo que sea que estén haciendo para centrarse en sea cual sea el problema. Además, el pequeño círculo de amistad a cada libro parece que se va haciendo un poco más grande. Empezamos la saga con Alec, Jace e Izzy y ahora está también Clary, Magnus, Simon e incluso Maia y Jordan se podría decir que están dentro de ese pequeño grupo contra el mal. Creo que es muy bonito ese vinculo que ha creado la autora entre ellos y que realmente lo sientes al leerlo.

Más detalles que me han gustado. Sabéis que la forma adecuada o recomendada de leer el universo de todos los libros de Cazadores de Sombras es el orden de publicación tal y como los escribió la autora. Por lo tanto, en este punto representa que estamos intercalando Cazadores de Sombras y Los orígenes; lo estoy haciendo. Por lo tanto, eso significa que estoy empiezo a ver conexiones entre las dos historias y todavía no sé por donde van a ir los piros, pero me gusta; porque me permite especular.

Es necesario también que hable sobre Sebastian o Jonathan, llamadle como más os guste. Es el malo, no os hago ningún spoiler con ello, pero por lo contrario que en el caso de Valentine no es tan evidente que sus intenciones no son buenas. La autora juega mucho con él ni yo soy tan malo ni la Clave es tan buena, por explicarlo de alguna manera; y me gusta que plantee esta dualidad, ya que, no todo es blanco ni todo es negro y está claro que todos comenten errores y nada es perfecto; y que sus intenciones sean buenas no significa que justifiquen unas malas acciones. Aunque es evidente que Sebastian es el mal a combatir.

Para ir terminando, esta es una historia que empieza con una serie de acontecimientos que parecen no llevar a ninguna parte, pero donde poco a poco la trama se va mostrando ante nosotros. Una vez empiezas a ver el camino y a intuir por donde va a ir la acción esta ya no decae en ningún momento. El ritmo es constante y la tensión es cada vez mayor, siempre están pasando cosas; además, de que tenemos varios puntos de acción.


Ciudad de las almas perdidas es una historia que tiene de todo y para todos. Hay tantos personajes que con alguno vas a empatizar. Además, es muy entretenido, es de lectura ágil y está lleno de acción. Y el final, te deja con ganas de más.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Un par de historias bonitas: 

viernes, 28 de febrero de 2020

R | Un amor de película, de Rachel Winters


Una historia sin pretensiones, sencilla y de lectura ágil.
NOTA: 3/5


Tenía muchas ganas de leer esta historia y aunque Un amor de película no ha sido todo lo que esperaba me ha gustado; es una historia sencilla, sin dramas e ideal para pasar una tarde entretenida. Además, si os gustan las películas románticas estoy segura de que reconoceréis todas las escenas que Evie recrea para sus “encuentros de película” y también muchas que el destino le tiene preparadas para ella. Eso sí, tiene todos los tópicos indispensables de una comedia romántica.

Voy a empezar por aquellos detalles que no han terminado de convencerme. En primer lugar, creo que la sinopsis es un poco engañosa; en ella se habla de Evie como ella y de Ezra como él, de un guion que hay que escribir y te deja intuir un interés romántico. Hasta aquí todo bien, pero hay otro personaje muy importante: Ben. No voy a hablar mucho sobre ello, aunque no creo que sea un spoiler. Simplemente decir que creo que te da una idea errónea preconcebida de lo que te vas a encontrar. ¿Puede que lo hicieran a propósito para que luego el giro argumental te sorprenda más? Puede ser, pero en mi caso no me ha convencido, ya que, te da pie a un triángulo amoroso que no existe.

En segundo lugar, la autora juega mucho con las referencias de películas; hay muchísimas. Este es un detalle bueno y malo al mismo tiempo; bueno porque si has visto todas las películas que nombra o las que hace referencia de pasada con los encuentros de película es divertido poder reconocer las escenas y ver como juegan un papel en la vida de Evie. Lo malo es si no has visto la mitad de ellas y no sabes de que te están hablando con la escena del ascensor de tal película o no ves la referencia con cierto comentario que no se especifica. En este sentido, por lo menos en mi caso, ha jugado un poco en contra, ya que, se ve que no he visto muchas comedias románticas.

El tercer y último detalle que no me ha convencido ha sido el grupo de amigos de Evie: jems. En mi opinión, no aporta mucho a la trama, son personajes que representan un estereotipo concreto y poco más. No me han parecido reales ni con un carácter propio, la autora no les ha dotado de suficiente autonomía como para que te interesen más sus vidas más allá de su relación con Evie. Ellos están allí porque la protagonista necesita varios elementos que la ayuden a afrontar su realidad, pero ya está.

Vamos ahora con las cosas buenas. Evie es una chica que me ha gustado, es una chica que se encuentra en un momento muy crítico de su carrera, que además se ha quedado atascada profesional y personalmente y que necesita un golpe del destino para darse cuenta de que algo tiene que cambiar. Es una chica desesperada, pero al mismo muy autentica y es genial cuando se empeña en algo; aunque no siempre las cosas salen como ella espera.

Ben y Anette me han encantado, los conocemos al principio de todo de la historia y ya no paramos de encontrárnoslos y que suerte la nuestra. Por un lado, Ben tiene algo que te impulsa a seguir conociéndolo, a descubrir cuales son sus secretos y que hay detrás de esa mascara que él mismo se ha puesto. Me ha encantado ver como Evie se iba abriendo ante él y como él se abría ante ella. Además, de que protagonizan muchas de las escenas más divertidas de todo la historia. Por el otro lado, Anette le da un toque todavía más divertido e inocente a todo y puede que incluso esté más loca que Evie. Es una niña que os robará el corazón desde su primera aparición.

¿Qué puedo decir de Esnob…? Ha sido un personaje que me ha gustado, pero que no simpatizo nada con él. Es retorcido, tan engreído como parece en nuestro primer encuentro y su evolución en la trama es muy interesante. Además, Ezra tiene cosas buenas: sabe lo que quiere y no le importa como conseguirlo. Su personaje supone un contrapunto muy interesante para Evie y realmente creo que le da ese empujón que ella tanto necesita.

Esta es una historia sin pretensiones, sencilla y de lectura ágil. No creo que sea una gran historia, pero entretiene y si te encantan la comedias románticas -y las has visto todas y más- vas a disfrutar de los diferentes encuentros de película que protagoniza Evie. Esta es una historia hecha a partir de todas aquellas escenas míticas; como he comentado al principio: es genial si los reconoces, pero no tanto si no sabes de que película te está hablando.

 
Un amor de película es una lectura ideal para desconectar y genial si buscas algo sencillo, divertido y que te entretenga sin más. Los personajes principales os encantarán, está lleno de situaciones graciosas y alguna reflexión interesante.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Un par de historias bonitas:

viernes, 21 de febrero de 2020

R | La paciente silenciosa, de Alex Michaelides


Un thriller psicológico con dos protagonistas turbios y un giro final interesante.
NOTA: 3/5


Tenía bastante claro antes de empezar con esta historia que no me iba a apasionar, ya que, los thrillers no me llaman mucho la atención. No obstante, la sinopsis tenía un punto interesante y teniendo en cuenta que fue la lectura escogida para el club de lectura al que suelo ir le dí una oportunidad. Ya os adelanto que no es una historia que me haya entusiasmado, pero no está mal y estoy segura de que si os gusta el género la disfrutaréis más que yo.

La paciente silenciosa es Alicia, una mujer que después de matar a su marido no vuelve a hablar. Un detalle que me ha gustado es que para conocerla lo hacemos a través de Theo, el psicoterapeuta que la trata en la institución psiquiátrica en la que se encuentra recluida, ya que, ella no se comunica verbalmente con nadie. No obstante, también contamos con las páginas de su diario que poco a poco nos van desvelando como era su vida y que la empuja a hacer lo que hace. Alicia es una mujer que no es lo que parece, toda ella supone un misterio y hay muchos detalles escondidos detrás de su mutismo.

Compitiendo por el protagonismo tenemos a Theo. Él es un personaje extraño, con más secretos de los que aparenta y con una obsesión por el caso de Alicia que no llegamos a entender hasta el final de la historia. Theo tiene un pasado complicado, unos traumas que vuelven a aflorar a causa del engaño de su mujer y que generan en él una serie de comportamientos turbios. No puedo contaros mucho más, ya que, a medida que vamos conociéndolo va cambiando nuestra percepción sobre el personaje.

Como está contada la historia es algo que me ha gustado, porque todo lector perspicaz verá que a lo largo de la trama hay muchos detalles controvertidos y que no cuadran del todo, pero no es hasta los últimos capítulos donde conocemos los motivos de esos descuadres. De todas formas, a pesar de olerte que algo no termina de ser aquello que parece el giro que da la historia te sorprende y te da una nueva perspectiva de aquello que acabas de leer.

Además, es una novela que explora la mente huma y aquello que esta puede hacer a las personas; todos los personajes tienen un aire turbio, algo que los obsesiona y algo que los hace jugar al límite de las leyes e incluso transgredirlas. Ya veréis que nadie se salva del lado oscuro de la vida y no por ello todos son malas personas.

Por último, a pensar que esta historia no me haya entusiasmado, ha sido una lectura muy ágil que no me ha supuesto ningún esfuerzo, ya que, prácticamente la leí de una sentada. Además, los capítulos no son muy largos y la forma directa de escribir del autor junto con el carácter del narrador te incitan a seguir leyendo para descubrir realmente la verdad sobre Alicia. También decir que el desenlace me ha parecido interesante, no me lo esperaba y me sorprendió. Si os gusta el thriller puede que lo encontréis interesante y paséis un buen rato leyéndolo, pero si sois como yo y no os llama especialmente la atención este género creo que hay otras historias que podéis disfrutar más.

 
La paciente silenciosa es un thriller psicológico con dos protagonistas que esconden más de lo que parece a primera vista. Ha sido una lectura entretenida, pero con la que no he terminado de conectar. De todas formas, si os gusta el género puede resultaros interesante.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Más thrillers:

viernes, 7 de febrero de 2020

R | Rojo, blanco y sangre azul, de Casey McQuiston


Una historia que lees con una sonrisa en la cara.
NOTA: 5/5


Me vais a perdonar no ser objetiva con esta historia, pero este es uno de esos libros que disfrutas tanto que es imposible sacarle cosas malas; ya sea porque lo has cogido en el momento perfecto, porque era lo que necesitabas o porque es una historia genial. Tal como dice Casey McQuiston en los agradecimientos está pensado para desconectar y pasar un buen rato leyendo. La autora nos promete una historia de amor divertida, adorable y sin complicaciones; y eso es lo que vais a encontrar.

Lo que sin dudarlo más me ha gustado son los dos protagonistas y la relación que surge entre ellos. Por un lado tenemos a Alex, un chico que tiene planeado su futuro al milímetro; terminar la universidad, entrar en política y conseguir ser el senador más joven de la historia. Es un chico intenso cuando algo le apasiona, que vive por lo que hace y quiere, por ello puede que deje un poco de lado socializar más allá de su reducido circulo más intimo. Alex os encantará, ya que, sabe un montón de curiosidades varias sobre la historia de EUA y de la Casa Blanca; este detalle me ha parecido interesante.

Y por el otro lado esta Henry, que como el mismo dice es muy, muy gay. La imagen que tenemos de Henry se va perfilando a medida que Alex lo va conociendo a fondo, ya que, vivimos la historia desde el lado americano. Me ha gustado ver como la imagen que tiene Alex de él va cambiando de la admiración cuando era un adolescente, él despreció después de conocerse en unas olimpiadas y la imagen tan negativa y de chico estirado que se le queda a causa de ello. Cuando son obligados a fingir una amistad todo cambia, Alex poco a poco conoce al chico que hay detrás de la fachada de príncipe y le resulta imposible no apasionarse por él.

No es ningún spoiler decir que Alex y Henry mantienen una relación; el magnetismo que tienen se puede palpar desde la primera página incluso antes de que aparezcan juntos en ninguna escena. Como ya he dicho, se ven obligados a fingir una amistad a causa de un pequeño incidente. El descaro de Alex desconcierta a Henry a unos niveles épicos y entre sonrisas para las cámaras, visitas oficiales y eventos programados sus conversaciones son cada vez más intimas, más reveladoras y más serias. Y como es evidente, pasan de una amistad a la fuerza a una amistad de verdad. A un preocuparse por el otro, a un cuadrar agendas para estar unas horas en el mismo país y a un desear todo del otro.

Además, la relación que tienen Alex y Henry es algo tan bonito que no podréis evitar adorarlos. El amor que va surgiendo entre ellos es puro y se basa en la admiración mutua, en las ganas de ser mejores, de ser buenos y atentos con el otro y con el mundo. También, veréis que se desean a todos los niveles, que son sexys y sus flirteos tanto pueden ser tímidos como descarados.

No obstante, esta historia también habla de descubrirse a uno mismo, de plantearse muchas cosas y reflexionar en otras que por obvias que parezcan no las habíamos visto. Me ha gustado como Alex descubre que le gusta Henry y que siempre le ha gustado sin que él fuera consciente. Además, es gracioso ver como nosotras como lectoras vemos detalles que nos lo confirman, pero el propio personaje no sé da cuenta hasta más adelante.

También me ha parecido interesante ver pinceladas de como funciona la política a EUA, tan diferente a la nuestra y un poco como representa que es vivir en la Casa Blanca. Por el lado de Henry, no vemos tanto los secretos de la corona, pero si esa constante imagen de familia perfecta y tradicional que la reina les hace aparentar. Se relatan toda un sería de presiones por ser el príncipe azul que todo niña desea y normas de conducta no escrita.

Destacar también otros personajes que me han encantado: June, la hermana de Alex, muy diferente a él, con grandes ansías periodísticas y con un sentido de protección hacia su hermano descomunal, tan grande que incluso alguna vez ha renunciado a ciertas cosas por él. También vemos a Nora, la mejor amiga de ambos, muy parecida a Alex, pero incluso más alocada y quien sin duda tiene las ideas más extravagantes. Seguimos con Pez, el mejor amigo de Henry, que vemos poquito, pero el que parece un personaje súper interesante, altruista y a quien le importa nada lo que piensen los demás. Por último, no puede no hablar de los diferentes agendes de seguridad que se nombran, tanto por parte de Alex como de Henry, son unos personajes en la sombra que están siempre y lo controlan todo o casi todo. Con ellos hay situaciones muy graciosas y terminas cogiéndoles cariño. Hay algunos más Bea, el senador Luna, espero estos los dejo para que los descubráis vosotros.


Rojo, blanco y sangre azul es una historia maravillosa que habla sobre el amor, sobre la amistad y sobre querer vivir libre en el mundo. Es sencilla, es divertida y os va a enganchar hasta la última página porque es de esas historias que no puedes parar de leer y que además, en todo momento, te mantiene la sonrisa en la cara.


¿Lo habéis leído?
Un beso.
 
Un par de historias bonitas:

viernes, 24 de enero de 2020

R | La chica salvaje, de Delia Owens


Una protagonista maravillosa acompañada de buena literatura.
NOTA: 5/5


La chica salvaje fue una recomendación de esas que empiezas con escepticismo porque no sabes demasiado bien si va a ser tu estilo, pero que terminas amando. La historia nos presenta a Kya, la chica salvaje, la chica que vive sola y aislada en la marisma. Ella siempre ha intentado vivir una vida lo más al margen que ha podido de la sociedad, pero esa calma se ve interrumpida cuando aparece un cuerpo sin vida en el pantano.

Kya es un personaje maravilloso; es compleja, es diferente y vive y siente la vida de una forma muy intensa. Desde muy pequeña le ha tocado apañárselas sola y ese hecho la ha influido en su manera de relacionarse con los demás, ya que, carece de un referente adulto. No obstante, ella se enfrenta a ello con buena cara y busca la manera de salir adelante. Es una chica valiente y me parece increíble como ha podido adaptarse al entorno y vivir una vida plena pese a todo.

No obstante, además de la compañía de los pequeños animales que viven en la marisma de los que Kya aprende todo lo que puede; también puede contar con Jumpin’, el dueño de una pequeña gasolinera para embarcaciones, y con Mabel su mujer que hacen todo lo que pueden por ella. Los vais a adorar por como se preocupan y miran de cuidarla desde la distancia. Otro personaje que os robará el corazón es Tate con el que Kya mantiene una relación de amistad, de respeto y de admiración mutua muy sana y tierna. Tate es muy importante para ella y os prometo que vais a vivir su historia de forma muy intensa. Otra figura interesante para esta historia es Chase, el chico que aparece muerto en el pantano; es un chico del que sabemos muy poco al empezar la novela, pero que muy poco a poco vamos conociendo.

Sobre la estructura de La chica salvaje, la autora nos muestra escenas, detalles, de la vida de Kya y a través de esos momentos construimos su historia. Me ha gustado, porque algunos años la vemos mucho, ya que, le suceden muchas cosas destacables y que la influyen de alguna manera; y en cambio en otros no la vemos nada porque tampoco ha vivido nada destacado. Entremezclados con estos momentos vais a encontrar pequeñas pinceladas sobre como va evolucionando el caso de la muerte de Chase, hasta que el presente de Kya alcanza el año de la investigación policial. ¿Y que decir de ese último capítulo maravilloso donde te explota la cabeza?

Para terminar con todo aquello que me ha encantado, destacar por último, la forma de escribir de la autora. Delia Owens sabe usar el lenguaje, es ágil de leer y además se nota que sabe de lo que habla cuando describe la marisma, también cuando lo hace de la fauna y la flora que viven en ella; y si puede que describa mucho el entorno y todo aquello que rodea a Kya, pero no se me ha hecho pesado en ningún momento.


La chica salvaje estoy segura de que os gustará, es una historia diferente, pero que tiene de todo y para los lectores de todos los géneros; buena narrativa, una historia de amor preciosa y un caso policial por asesinato.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Del mismo estilo:

viernes, 17 de enero de 2020

R | Un mundo helado, de Naomi Novik


Tres grandes personajes femeninos y una ambientación muy mágica.
NOTA: 4/5


No necesitaba demasiado para convencerme de que debía leer el nuevo libro de Naomi Novik; me encantó su anterior novela y en cuando leí la sinopsis de esta sabía que sería del mismo estilo. La premisa de esta nueva historia prometía a un trío de protagonistas femeninas, fuertes y con un vínculo de sororidad entre ellas. Además, de un mundo donde el inverno es protagonista y la magia parece ir vinculada al frío. También, y al igual que a su anterior novela, las fábulas y cuentos tradicionales tienen un papel importante en la historia.

Sin duda, lo que más me ha gustado de toda la historia son las tres protagonistas, tan fuertes, tan valientes y tan diferentes entre sí. Comparten la determinación, las ganas de construirse un futuro mejor para ellas mismas y de luchar por aquello que les importa y creen correcto. De Miryem me gustan sus agallas, su sentido de la justicia y su valentía para afrontar las consecuencias de sus actos. Wanda es pura bondad, es la amiga que todos necesitamos y el vínculo que termina creando con sus dos hermanos en maravilloso. De Irina destaco su inconformismo, sus ganas de cambiar el mundo y su frialdad para tomar las decisiones que nadie quiere tomar, pero que son necesarias.

Quiero mencionar también a los dos hermanos de Wanda, por como evolucionan, por como pasan a ser de verdad una familia. También me encanta el Rey Staryk, lo orgulloso que es, lo que lo odias al empezar la historia y lo que lo quieres al terminarla. El abuelo de Miryem es maravilloso, se porta genial con su nieta y tiene un papel clave en la trama. Y por último: el Zar, un personaje arrogante, que hace que te caiga mal desde el primer momento y que esconde varios secretos.

Otro punto a destacar sería la ambientación, podemos situar la acción en cualquier pequeño pueblo aislado del extenso territorio ruso; tanto por el estilo de casas, de vida, la ropa, el tiempo e incluso la política. Durante la lectura, tienes la sensación de estar en la nieve rodeada de grandes árboles y de que hace frío. El frío es un elemento importante para la historia y lo puedes sentir durante toda la lectura.

También me ha gustado como la historia se va presentando ante nosotros, en este aspecto sigue el estilo de su anterior libro y me gusta, ya que, poco a poco vamos conociendo el mundo, sus personajes y cual va a ser el conflicto. Al mismo tiempo, vemos como la magia se mezcla con la realidad y como lo que hace un momento era imposible, no tan solo es posible sino que, ahora es real. Es maravilloso como la misma autora va cambiando las reglas de su propia historia a medida que avanzas en ella y que estas no te parezcan fuera de lugar.

Para sacarle algo menos positivo y por lo que siento un poco de amor y odio al mismo tiempo es el ritmo. La trama empieza muy fuerte y no digo que decaiga, pero a medida que avanzas el ritmo es más pausado. La intensidad y la tensión siguen en todo momento, pero es cierto que es más lento. No obstante, siempre están pasando cosas, hay movimiento y las expectativas son muchas para saber como la autora va a resolver el conflicto. De hecho, creo que queda muy bien resulto, muy coherente con la historia y la evolución de los personajes y también nos regala un último capítulo maravilloso.


Un mundo helado os gustará si os gustan las historias de fantasía con toques mágicos. La ambientación es genial, os vais a ver allí rodeadas de árboles nevados; y las tres protagonistas no os dejarán indiferentes.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Un par de historias bonitas:

viernes, 3 de enero de 2020

R | Un día de diciembre, de Josie Silver


Es divertida, es emotiva y quieres más una vez llegas al punto y final.
NOTA: 4,5/5


Puedo decir que fue amor a primera vista; igual que Lu con Jack. La portada me llamó la atención desde un primer momento y la sinopsis terminó de conquistarme. De Un día de diciembre esperas que sea una comedia romántica y en parte lo es, pero hay mucho más entre las páginas de esta novela; poco a poco esta va cambiando, al igual que lo hace también nuestra protagonista: evolucionando conjuntamente.

La historia empieza con una imagen de Lu bastante pintoresca en el autobús y describiéndonos como ve a ese chico, como cruzan miradas y saltan chispas. Sigue con Lu y Sarah, su mejor amiga, recorriendo todo Londres en búsqueda de ese chico misterioso. Y termina, cuando Sarah se lo presenta un buen día de Navidad como su novio. Pero tranquilas, esto es el primer capítulo y a partir de aquí empieza lo interesante.

Lu es divertida, es una chica que vive intensamente, a pesar de verse rodeada de situaciones algo mediocres en el ámbito laboral y bastante complicadas en lo personal. Lu es la mejor amiga posible y vais a verla debatirse en muchas ocasiones respecto Jack y Sarah; vais a entenderla y a comprenderla a la perfección. Creo que la autora ha llevado el conflicto de forma excelente sin hacer quedar excesivamente mal a ninguno de los personajes.

Y después está Jack. Jack es el novio de Sarah y hacen una pareja súper adorable, pero también es el chico del autobús de Lu. No voy a mentiros, queréis que estén juntos, pero también querréis a Sarah y es complicado. Él es entregado con aquello que le gusta, es sexy y lo vais a querer y a odiar a partes iguales, puede que más lo segundo. Es el típico personaje que te desespera, pero que al mismo tiempo te encanta. Además, se lleva genial con las dos chicas, es atento con ellas y se porta de la mejor manera que sabe.

Un día de diciembre es una historia que se desarrolla con los años, no es de aquellas historias donde todo pasa muy deprisa, sino todo lo contrario. Ves crecer a Lu, a Jack y a todos sus amigos; también ves como sus situaciones personales y laborales van cambiando; vives con ellos y sufres cada situación. Para poner un ejemplo, hay un momento donde Lu se encuentra en un baño y allí está ella, está Sarah y también estamos nosotras conteniendo el aliento, porque sabemos que mucho depende de ello. En definitiva, ves como crecer, como madura y evolucionan. Ademá, es interesante porque la historia también va cambiando conforme ellos lo hacen y deja de ser una comedia desenfadada para plantear cuestiones más profundas.

Algo que también me ha gustado mucho es que a pesar del título y de la estética navideña de la portada cualquier momento es bueno para leerlo. Obviamente, las fiestas y la navidad son importantes a lo largo de toda la novela, ya que, casi todos los momentos clave o significativos para Lu y Jack suceden en navidad, pero no os dejéis engañar por ello. Además, es muy bonito ver como van cambiando los propósitos de año nuevo de Lu y como estas fechas los terminan reuniendo a todos pese a las diferencias.

Y para terminar, el hecho que creo que hace diferente esta novela de otras historias románticas y en mi opinión que hace que lo haya disfrutado más; es el hecho de que no tienes nada claro como va a terminar hasta que termina. Hay la norma no escrita de que toda historia romántica tiene un final feliz y os prometo que en este caso hasta llegar al final no hay nada seguro, ni nada claro y está bien porque quieres tanto a Lu que todo es perfecto mientras ella sea feliz.


Un día de diciembre es una novela romántica que esconde algo más entre sus páginas. En ella vais a conocer a Lu, a Jack y como cambian sus vidas una vez se cruzan en la vida del otro. Es divertida, es emotiva y quieres más una vez llegas al punto y final.

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Un par de historias bonitas: