viernes, 6 de julio de 2018

Friday Reads + TBR julio


El mes pasado me puse un TBR muy ambicioso y este mes no quiero que me pase lo mismo, así que voy a intentar ser más realista teniendo en cuenta el tiempo que puedo dedicarle. A pesar de ello he escogido cuatro títulos y dos de ellos son algo largo, pero me apetece mucho ponerme con ellos y creo que se van a leer rápido.


Shinrin-yoku, de Annette Lavrijsen
Este primer título se trata de mi lectura de bus. No sé si lo sabréis, si no os lo dijo ahora, que he empezado a trabajar; esto es relevante por el hecho de que tengo media hora de bus de ida y otra de vuelta y a causa de ello he empezado a leer. En un primer momento, me llevaba mi lectura actual, pero dio la casualidad de que tenía muchas páginas, pesaba mucho y terminaba por no abrirlo. Así que me decanté por este y me va genial. Además, al no tratarse de una historia me es mucho más fácil seguirlo. La autora nos cuesta en que consiste el Shinrin-yoku: como lo descubrió, su experiencia y como hay que aplicarlo a nuestro día a día. Todavía no he llegado a la mitad, pero me parece muy interesante y dinámico como está contado.

Mañana azul, de Pierce Brown
No puedo decir las veces que he incluido este libro en mi TBR, pero puedo decir que ya lo he empezado y que de este mes no pasa. Confesaros que voy con el hype muy arriba, pero que a pensar de ello la historia ha empezado muy fuerte y tengo muy buenas vibraciones. Además, estoy segura de que voy a sufrir, más que nada, porque ya estoy sufriendo ahora que prácticamente lo acabo de empezar. No puedo contaros nada, ya que, es una tercera parte, pero ¡leeros estos libros!

Un amor, de Alejandro Palomas
A principios de año leí Un perro y disfruté muchísimo de la historia, además me encantó la forma de escribir del autor, así que cuando tuve la oportunidad de volver a leerlo no lo dude. En el último libro del autor volvemos a reencontrarnos con la familia de Amàlia, con sus locuras, sus raras y sus momentos especiales. Porque ellos son especiales y es maravilloso poderse colar en sus vidas y vivirlas con ellos. No quiero ir con expectativas, pero las tengo y muchas. Los que habéis leído a Alejandro Palomas me entenderéis y los que no, no sé a que estáis esperando para empezar a descubrirlo.

La desaparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker
Por último, quiero leer o mejor dicho devorar el nuevo libro de Joël Dicker. Harry Quebert me fascinó y a pesar de terminar los Baltimore con un sabor agridulce vengo dispuesta a volver a enamorarme del autor. Esta nueva historia vuelve a ser un thriller puro con mucha investigación y de la vieja escuela. No puedo deciros mucho más, ya que, no me he leído ni la sinopsis, pero prefiero ir a ciegas y dejarme llevar.


Como veis me he controlado bastante. Aunque tengo también el libro para el club de lectura de este mes, pero como todavía no sé si voy a poder ir no lo he incluido. ¿Qué vais a leer vosotros?

Un beso.


Entradas relacionadas: 

martes, 3 de julio de 2018

Wrap up | Mayo 2018


No penséis que os tengo abandonados; esta última semana ha sido un caos por muchas cosas, pero empiezo julio con mucha energía. Para ello hoy os voy a hablar de mis lecturas de mayo para ir tachando cosas de mi lista de entradas pendientes.


Mi vida (no del todo) perfecta, de Sophie Kinsella
No había leído nada de Sophie Kinsella hasta el momento y me encantó. Por extraño que parezca y a pesar del hype enorme que tenía por leer algo suyo, conecté con la protagonista, la historia y la narración en la primera línea. Esta historia nos habla de lo que seria la vida perfecta, o mejor dicho, la que pensamos que es la vida perfecta de los demás. Además, hay un choque muy interesante de extremos que nos hace reflexionar sobre nuestra vida. Aparte de ser súper actual y estar al día de las nuevas formas de vida. Muy recomendable.

Saltaré las olas, de Elena Castillo
Sabéis que esta historia no me terminó de convencer. Pienso que tenía una buena idea, una buena base, pero no me transmitió nada y tampoco me creí lo que me estaban contando los personajes. No obstante, tiene algunos puntos interesantes con la ambientación del pequeño pueblo de Irlanda donde se desarrolla que historia que es maravillosa.

Ready player one, de Ernest Cline
Esta historia empieza despacio, pero cuando arranca es maravillosa. Disfruté muchísimo de las aventuras que vive Parzival y sus amigos; de la búsqueda del Huevo de Halliday y las diferentes pruebas a las que se enfrentan. La ambientación de Oasis es muy chula y tiene una cantidad enorme de referencias ochenteras y cultura pop que confieso que se me escapaban un poco… mucho, pero que el autor describe con mucho detalle para que los lectores como yo no se pierdan detalle.

Mañanas milagrosas, de Hal Elrod
Para terminar, este libro no es de narrativa, sino la historia de Hal Elrod que nos explica su experiencia y como podemos ser productivos desde primera hora de la mañana. Confieso que he aplicado varios de sus consejos y que es cierto que he notado un cambio a la hora de afrontar el día; con más optimismo y con más ganas.


Como veis han sido todas lecturas muy variadas e interesantes es su mayoría. Esta vez me cuesta quedarme solamente con una, ya que, me ha encantado mi primer contacto con Sophie Kinsella y creo que su historia tiene un mensaje muy bonito, pero volver a leer algo de fantasía después de tanto tiempo ha sido maravilloso. Como siempre os dejo las reseñas enlazados en los títulos. Decidme, ¿qué habéis estado leyendo vosotros?
 
Un beso.


Entradas relacionadas: 

viernes, 22 de junio de 2018

R | Tal como éramos, de Sílvia Tarragona


Todos tenemos una Sandra en nuestro interior.
NOTA: 3,5/5


A principios de año, fui a la presentación de Tal como éramos y salí de allí con muchas ganas de descubrir esta historia. Sílvia Tarragona me pareció que tenía algo interesante que contar, algo a caballo de la autobiografía y de la ficción. Nos contó que había mucho de ella en esta historia y al igual que Sandra, también tuvo que recorrer un camino hasta llegar al momento presente.

Sandra es una mujer que viene de una familia acomodada que tras la enfermedad de su padre se ve cargada de deudas, con una casa demasiado grande y una madre que pretende seguir con la misma vida que hasta el momento. Sandra hace lo que puede para no romper la burbuja en la que vive y al mismo tiempo superar la perdida de su padre. En medio de esa inercia que no la deja disfrutar de su vida plenamente conoce a alguien; un alguien que la trastocará por completo y le hará darse cuenta de que necesita disfrutar de su vida y ponerse por delante de los demás.

Ese alguien es Edmund. Edmund es un personaje que en mi opinión está allí para odiar y que a pesar de todo Sandra amará desde el primer instante. Porque él es una aventura, es aquella persona que la hará sentirse mujer, sentirse deseada y de alguna forma le devolverá las ganas de querer vivir en lugar de sobrevivir. No os voy a mentir, es un personaje que me sacó de quicio desde el primer momento y que me hizo no entender a Sandra hasta el final.

No quiero entrar mucho en la relación que surge entre ellos porque no quiere desvelaros mucho, pero no es nada sana. Sandra tiene una paciencia infinita, que sin irle detrás se lo perdona todo. Ella necesitaba un Edmund en este momento de su vida y me gusta mucho como se ha resuelto el conflicto. Me parece muy real.

A pesar de que la relación se come muchos capítulos, lo verdaderamente importante es ver la evolución de Sandra; como pasa de ser aquella mujer que se deja la piel por los demás y más concretamente por su madre y empieza a pensar más en ella; no de forma egoísta, sino para ser fiel a si misma y ser feliz, para disfrutar de la vida que le ha tocado vivir. La vida nos toca la que nos toca, pero está en nosotros la manera de vivirla, de disfrutarla. Esta historia habla del conocerse a uno mismo, del autoconocerse y vivir en consecuencia.

La forma de escribir de Sílvia Tarragona me ha gustado, es muy ágil y muy fácil leer una página tras otra. Además, se nota que lo que describe es algo que siente. Todos hemos sido o seremos alguna vez Sandra y como ella vamos a tener que buscar y encontrar el camino para vivir de forma fiel a nosotros mismos.


Tal como éramos es una historia para descubrirse, para disfrutar con su lectura. Todos tenemos una Sandra en nuestro interior y un Edmund por el mundo. Además, cuenta con un final muy natural y que termina de cerrar la historia.

¿Qué os parece? ¿Os llama la atención?
Un beso.


 
Entradas relacionadas: 

martes, 19 de junio de 2018

Wrap up | Abril 2018


Hoy quería traeros una reseña que tengo pendiente, pero no estoy con el humor necesario para ello y prefiero posponerla para el viernes. Así que voy a hablaros de mis lecturas de abril que ya quedan un poco lejos, pero que disfruté un montón.


Tenéis que leer este libro. Fue el libro escogido para el club de lectura de abril y que descubrimiento. Yo fan de ella y además después de poder conocerla en el club todavía más. Su primera historia es una comedia muy divertida con la que os vais a reír mucho. La historia es súper graciosa, los personajes todavía más y las situaciones en las que se meten son para disfrutar de la lectura. Es ideal para este verano, se lee solo y es muy fresquito.

La vida escondida entre los libros, de Stephanie Butland
Cambiando totalmente de registro; esta es una historia a la que me costó un poco entrar, pero que una vez dentro me emociono un montón. Es una historia que empieza a fuego lento y que poco a poco vas descubriendo como su fiera una cebolla; de hecho, creo recordar que Loveday, la protagonista, se define a si misma así: como una cebolla. No os voy a engañar, es un drama y sufres, pero es preciosa. La disfruté y conseguí empatizar con ellos.

Aún está oscuro, de Silvia Coma
Con este libro tengo sentimientos encontrados, porque le veo mucho potencial a la historia y a la autora, pero se me quedó corto; sobre todo en la primera mitad del libro. Silvia Coma como autora creo que apunta maneras, tiene una narración muy bonita y ágil de leer. Sobre la historia decir que va contando cosas del pasado y cosas del presente. La trama a pesar de ser algo predecible en algunos puntos hay un elemento final que sorprende. Es una historia que empieza de forma muy lineal y que al final despega. A pesar que tiene cositas creo que tiene una buena base y os la recomiendo.

El despertar de la magia, de Marta Álvarez
Otro descubrimiento. Sabía que me iba a gustar este primer tomo de las Mystical, pero en serio ¿tanto? Me encantó, lo disfruté muchísimo. Es una historia más middle-grade, pero es muy divertida; la autora crea un grupo de chicas maravillosas, todas diferentes y geniales a su manera. Me gusta mucho como ha tratado el tema de la amistad entre ellas y como ha formado este grupito de ¡chicas con poderes! Además, es maravilloso ver como no saben usarlos… Es una opción genial para aquellas que empiezan con la lectura y para todos la verdad.


Os dejo los enlaces de las diferentes reseñas en los títulos por si queréis saber un poco más sobre ellos. ¿Qué habéis estado leyendo vosotros? ¿Alguna recomendación?

Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 15 de junio de 2018

Presentación | Tigres de cristal, de Toni Hill


El pasado martes 12 fui a la presentación del nuevo libro de Toni Hill en la librería Laie de Barcelona. Hacía tiempo que no podía ir a ninguna y la verdad es que tenía muchas ganas de descubrir una nueva historia y un nuevo autor. Creo que cuando vas a una presentación tienes que salir de allí con ganas de comprarte el libro si todavía no lo tienes, con ansía de empezarlo en ese mismo momento; y en este aspecto cumplió.


La verdad es que no conocía el autor, fui totalmente a ciegas, a ver qué me encontraba y salí de allí súper contenta, con muy buenas vibraciones y con varios títulos para mi lista interminable de pendientes. No obstante, antes de ir estuve cotilleando un poco las opiniones de Tigres de cristal en goodreads y me encontré con “el Zafón de la novela negra”; sabéis que me encanta Zafón, que me parece maravilloso y por ese mismo motivo me pareció una afirmación algo pretenciosa. Obviamente, después de ver esto ya no podía no ir a la presentación, necesitaba ver que había de verdad en estas palabras. De momento, no puedo afirmar que sea el Zafón de la novela negra porque todavía no he leído nada suyo, pero apunta maneras y tengo ganas y la firme intención de leer sus libros y comprobarlo por mi misma.

Sobre Tigres de cristal se comentó que era una novela de suspense, un thriller psicológico que se desarrolla prácticamente es un totalidad en la Satélite del barrio obrero de Cornellá a finales del siglo XX. La premisa es que hay dos chicos, dos niños que se ven envueltos en un suceso que les marcará sus vidas. No voy a deciros cual es este suceso aunque en la presentación se nombró y se ve que pasa en las primeras páginas, pero os dejo con la intriga. A raíz de ese hecho, los chicos crecen y sus caminos tomas rumbos muy diferentes hasta que se vuelven a cruzar. Se comentó que era una historia que trataba de como afrontar ese hecho, de como vivir o mejor dicho de como convivir con ello; esta historia supone una expiación para ellos. Paralelamente, y mientras descubrimos como sucedió todo eso y sus motivos conocemos a Miriam y una adolescente que se encuentra en una situación parecida a la que vivieron los dos chicos años atrás. Esta chica sufre bullying, de la misma forma que lo vivó uno de los dos chicos, con la diferencia de que la sociedad ha cambiado y con ella este tipo de acoso.

Creo que con esto os podéis hacer una idea de lo que os vais a encontrar. Para terminar de decidiros os diré que me gustó mucho el respeto y la admiración que transmitían las palabras del autor cuando hablaba de su historia y de aquello que había querido contar. Me dio la sensación de que tenía algo interesante entre manos y personalmente voy a darle una oportunidad con este último libro o alguno de sus anteriores que también entran dentro de la novela negra aunque con diferente matices.

Decidme si lo conocíais y que os parecen sus historias o si por el contrario lo acabáis de descubrir si os llama la atención y os ha picado el gusanillo o no.

Un beso.


Entradas relacionadas: 

martes, 12 de junio de 2018

R | 45 días por año, de Mar del Olmo


Una historia que nos sitúa en la realidad de Ana.
NOTA: 3/5


45 días por año nos presenta a Ana y a su familia; a través de ella nos hace un retrato de la vida de una mujer de algo más de 40 años: situaciones personales, familiares y de trabajo. Nos muestra un trocito de su vida mediante diferente momentos y situaciones que le van pasando y que ilustran su día a día.

Ana es una mujer que está algo desganada con su trabajo, donde ve que chicas más jóvenes aprovechan su frescura y energía para subir peldaños y que si jefe tampoco la valora como ella cree que debería. En casa, con dos hijos adolescentes y un marido algo vago tampoco se siente 100% cómoda, ya que, parece la niñera de todos y tiene que aguantar las malas caras y portazos de sus hijos. Y su familia algo más extensa es de telenovela, la verdad es que generan situaciones graciosas cuando están todos juntos.

Con todo, creo que hace una imagen bastante fiable de lo que seria una mujer ahora y aquello que se encuentra en su día a día; eso sí, me han parecido situaciones muy llevadas al extremo y buscando incluso el punto cómico. De hecho, a veces no sabes si reír o llorar por todo eso que le pasa a la pobre Ana.

Lo que me ha faltado en esta historia es un hilo conductor, un nexo que uniera todas las escenas y situaciones sueltas de la vida de Ana. Cada capítulo te cuenta algo, pero aparte de seguir una cronología y unos personajes en común no me ha parecido una historia con introducción, desarrollo y desenlace, sino pequeños relatos.

No obstante, para ser un primera historia está bastante bien, es fresco y divertido. Mar del Olmo tiene un estilo muy cotidiano y del día a día. Esta es una historia genial para desconectar, para pasar el rato sin pensar e incluso para ir intercalando con otras lecturas.


45 días por año nos presenta a Ana y como lidia en su día a día con su familia y trabajo; como se enfrenta a la vida para no morir en el intento. Además, está lleno de situaciones extremas. Una lectura fresca y que no requiere una gran atención.

¿Os llama la atención?
Un beso.

En colaboración con Mar del Olmo.

Otras reseñas: 

viernes, 1 de junio de 2018

Friday Reads + TBR junio


Aquí va el TBR más ambicioso que he hecho hasta la fecha; no por el número de libros, sino más bien por el poco tiempo que voy a poder dedicar a la lectura, ya que, a finales de mes tengo exámenes, tengo que entregar trabajos importantes y además, empiezo a trabajar, pero bueno, me encantaría poder sacar tiempo de donde sea para ponerme con ellos.


Todos tus nombres, de Fernando García Pañeda
Es el libro escogido para el club de lectura de este mes, yo la verdad es que no creo que pueda ir, pero tengo ganas de leerlo igualmente, ya que, creo que es una historia que me puede gustar y aunque no vaya físicamente siempre podemos intercambiar opiniones de otro modo. La historia se desarrolla durante o a finales de la segunda guerra mundial, hay unos espías, unos misterios y una pequeña historia de amor.

Tal como éramos, de Sílvia Tarragona
Fui a la presentación de este libro hace algunos meses atrás y salí de allí encantada y con mil ganas de conocer esta historia. Además, la autora me pareció una persona súper interesante y por eso creo que su primer libro también lo va a ser. Si no voy mal de memoria es un libro que habla de nuevos comienzos, de como superar cosas del pasado y afrontar el presente con buena cara. 
 
Shinrin-Yoku, de Annette Lavrijsen
Ahora mismo esta es una palabra que no para de verse por todos lados; significa baño de bosque y busca la conexión con la naturaleza. Tuve la oportunidad de conocer a la autora en una presentación/sección práctica que organizó Lince cuando salió el libro y la verdad es que transmite muchísima paz y tranquilidad. Estoy deseando ponerme con él ahora que hace buen tiempo y salir a buscar lugares verdes por aquí en Barcelona.

Mañana azul, de Pierce Brown
No tengo nada que decir al respecto. Lo tengo pendiente desde que salió; intenté ponerme con el en verano y luego a principios de año… pero esta es la buena: de este verano no pasa. Además, en nada van a sacar nuevo libro del autor y la emoción. Pierce Brown me encanta, su forma de escribir es maravillosa y su historia tiene mucho fuerza, mucha potencia y unas ideas bien planteadas y argumentadas.

Contra la fuerza del viento, de Victoria Álvarez
Por último, me gustaría poder empezar también el segundo tomo de Dreaming Spires que ya hace mucho que leí el primero y aunque son historias independientes no quiere perder el hilo. Además, Victoria Álvarez ha sacado nuevo libro que tengo mil ganas de leer y más adelante también tiene un par más programados y las ganas. Como escritora me parece maravillosa y bueno como persona también se la ve un amor. Si todavía no habéis empezado con sus libros no sé a que estáis esperando.


Cinco títulos de normal es un número que puedo asumir sin muchos problemas, pero este mes es diferente y realmente quiero centrarme en terminar la universidad y no dejar ningún cabo suelto. Pero decidme vosotros, ¿qué vais a leer las próximas semanas?

Pasada un feliz fin de semana. Un beso.


Entradas relacionadas: 

martes, 29 de mayo de 2018

R | Ready player one, de Ernest Cline



Una aventura ochentera para encontrar el Huevo de Halliday.
NOTA: 4/5
 

Este libro no terminó de llamarme la atención en su momento, pero con el estreno de la película me entró una curiosidad muy fuerte y que suerte, ya que, he disfrutado de la historia, de los personajes y de la ambientación. Hacia tiempo que no leía nada de este estilo y me ha venido genial para cambiar de aires.

Para empezar, diré que me costo un poco superar las primeras 50 páginas, no porque no me gustara, sino porque el autor empieza despacio y se da tiempo para describir y plantearnos un nuevo mundo, una nueva realidad, el origen y la función de Oasis y para presentarnos también a Wade Watts: nuestro protagonista. En estas primeras páginas no pasa prácticamente nada, pero una vez cruzada esta barrera todo cambia; la historia despierta, coge ritmo y se nos abre todo un mundo nuevo: Oasis.

Ready player one narra la búsqueda de aquello que se conoce como el Huevo de Halliday. Nadie sabe exactamente lo que es, pero es algo grande y prácticamente todos los usuarios de Oasis están inversos en esta búsqueda conocida como La Cacería. Como toda búsqueda en condiciones necesitamos unos buenos y unos malos; los gunters y los sixers. Wade Watts es de los primeros, o más bien su usuario en Oasis: Parzival. Él y sus amigos intentaran ganarle el pulso a los sixers para conseguir el Huevo de Halliday.

Esta aventura virtual por Oasis está dividida en tres partes; muy acertado, ya que, hay que encontrar tres llaves y superar tres puertas. Además, las tres partes son muy diferentes entre ellas, cada una ofrece un nuevo reto, pero es interesante no por el reto en sí, sino por la forma en que lo afrontan los diferentes personajes. Me ha gustado este detalle, porque me parece muy coherente la forma de desarrollarse la historia y como los personajes van evolucionando a lo largo de esta y como les afecta aquello que han vivido. Y evidentemente, también ayuda a que no se haga repetitivo.

Sobre los personajes, me han encantado todos; en alguna ocasión se ganan un par de collejas para que espabilen, pero me parecen geniales, están bien definidos y son muy diferentes entre ellos. Parzival me ha gustado mucho, creo que es un chico que me gustaría tener como amigo; es inteligente, luchador y muy ingenioso. Art3mis es la versión femenina de Parzival aunque algo más fría y distante. Y Hache, a parte de ser el mejor amigo de Parzival, es el más divertido. También, me ha gustado que el autor juegue con la versión real y la virtual de cada uno de ellos. A parte de Parzival, de los demás, solo conocemos su versión virtual hasta casi llegado el final de la aventura. De esta forma, los conocemos antes de conocerlos, sin prejuicios y dándole importancia a lo realmente importante: a como son por dentro. Hay algunos más, pero mejor los termináis de descubrir vosotros.

Sobre los sixers; son los malos, los malos malísimos que quieren coger algo bueno y puro y corromperlo. Como villanos me han gustado: son retorcidos, manipuladores y creen que todo se puede comprar. Una mención especial para Nolan Sorrento que es imposible no odiar y querer estrujarlo. Su función en la trama me parece maravillosa y da mucho juego para que al final sea todo muchísimo más épico.

Ready player one tiene mucho ritmo y mucha acción; también hay cambios de ritmo, cambios de esquema y de desarrollo que hacen muy dinámica la lectura y que hace que no sepas que te vas a encontrar en la siguiente página. Además, la forma de narrar de Ernest Cline hace que quieras seguir leyendo. También es una historia muy descriptiva, ya que, es muy visual, pero no se hace pesado porque siempre están pasando cosas.

Es importante la ambientación, por eso el autor se para a describir con detalle aquello que está pasando. La ambientación de Oasis es una parte fundamental de la historia, ya que, a pesar de desarrollarse en un futuro está repleto de referencias ochenteras. Oasis es un reflejo de aquello que vivió su fundador y de todo aquello con lo que creció –y porque no decirlo, también del autor–. Se nombran muchísimos videojuegos, películas y series. Además, de toda la cultura que surgió a su alrededor. En este aspecto iba un poco perdida, aunque es cierto que el autor lo describe todo con mucho detalle para que aquellos que no estamos familiarizados con ellos no nos perdamos detalle y disfrutemos de la aventura; aunque me da que si conoces la gran cantidad de guiños que tiene a ser mucho más divertido.


Ready player one narra una aventura por un mundo virtual que puede parecer incluso más real que el mundo real. Además, de la magnífica ambientación, el ritmo constante que acompaña toda la acción y los diferentes personajes.

¿Lo habéis leído? ¿O visto la película?
Un beso.


Entradas relacionadas: